Iglesia de la Sey

Planta de la Iglesia de la Sey

La iglesia parroquial de la Sey, cuyo nombre nos recuerda que el lugar fue sede episcopal en época visigoda, se encuentra en la Plaza Mayor de Valeria.

 

Covarrubias, cuya hermana yace en la cripta de esta iglesia, dice en su “Tesoro de la lengua castellana o española”, publicado en 1611, que: … ganada, pues, que fue la ciudad de Cuenca, se trasladó a ella la silla episcopal de Valeria que avía cesado desde que se perdió España, que en tiempo de los godos fue un gran obispado, dicho valeriense; y quedan agora vestigios desto y de su antigüedad porque la iglesia de aquella villa se llamó la Seu, y una imagen antigua y devota della, la llaman en toda aquella tierra nuestra Segora de la Seu”.


La mayoría de los templos edificados desde la conquista de Cuenca por Alfonso VIIII, hasta bien avanzado el siglo XIII, son románicos y están ligados a la actividad repobladora del monarca y del cabildo catedralicio. La repoblación se realizó sobre todo con individuos procedentes del Valle del Duero y de la Gascuña francesa, pero se estancó en la segunda mitad del siglo XIII, y en el XIV se produjo una importante despoblación como consecuencia de sucesivas epidemias y malas cosechas.

Precisamente de este último siglo procede el dato más antiguo conservado de la iglesia, proveniente de las Rentas de Mesa del cabildo conquense. 

Al iniciarse las obras, el gótico ya había hecho acto de presencia en edificios tan determinantes como el complejo catedralicio de Cuenca, pero los canteros que circulaban por su Tierra procedían de los núcleos rurales, y habían practicado en el viejo estilo, que les resultaba más interesante por su simplicidad y economía.Por eso, el templo valeriense se encuentra a caballo de los dos estilos; es la mayor iglesia románica de la provincia y la única con tres naves. 

El templo fue construido probablemente sobre un espacio cultural de época prerromana en el que también se ha querido ver la existencia de otro romano de época tardía pendiente de ser confirmado por excavaciones arqueológicas.

Para su construcción se instalaron en un primer momento las columnas romanas, que podemos ver embutidas en sus muros para, después, construir los arcos apuntados de gran tamaño que separan las naves. Éstas se encuentran rematadas por tres absides semicirculares, que originariamente se encontraban cubiertos con una bóveda de cuarto de esfera y separados de las naves  por arcos triunfales. Se rematan los ábsides con una cornisa  de piedra con canecillos.

La entrada se encontraba en el muro meridional, siendo la portada actual un añadido del siglo XVI, al igual que la ventana del extremo oeste del mismo muro.

Los contrafuertes son de la misma época dejando al lado del situado en el extremo oriental el primitivo contrafuerte románico-

Otra entrada que fue cegada al construir la torre se situaba a los pies de la iglesia bajo un arco de descarga.

En el siglo XVI se le añadió el artesonado de par y nudillo, para lo que hubo que sobreelevar los muros dee la nave central, así como el de los pies.

En este siglo, también, se construyó el coro con una sillería semicircular y un órgano.

Las ventanas eran aspilleradas, como se observa en la que comunica con la sacristía, añadida en el XVI, al igual que el espacio del museo y un antiguo corral situado en la cabecera y demolido en el siglo XIX

Sus muros macizos ocultan un interior esbelto y proporcionado. Para erigirlos, se utilizaron los restos de la ciudad romana, de los barrios suburbanos y de necrópolis cercanas. Por eso, su fábrica contiene columnas romanas rematadas por capiteles corintios, numerosos restos epigráficos de carácter funerario, fragmentos de decoración arquitectónica visigoda etc.

En la visita a la iglesia podemos ver estas piezas, junto con la escultura yacente de Fernando de Alarcón, que se hizo enterrar en su altar mayor a cambio de dotarla con innumerables reliquias, retablos, ornamentos, vestiduras etc., la mayoría ellas ya perdidas. Las que todavía se conservan podemos verlas en el Museo Parroquial, junto con pinturas barrocas o restos romanos, algunas de los cuales proceden del propio templo.

Aspecto celtibérico.jpg
Imagen JPG [874.6 KB]
El románico.jpg
Imagen JPG [903.5 KB]
El siglo XVI.jpg
Imagen JPG [1.2 MB]

Listas definitivas y puntuaciones del taller de empleo 25/04/2017

Relación valorada definitiva de alumnos
RELACION VALORADA DEFINITIVA ALUMNOS TAL[...]
Documento Adobe Acrobat [166.5 KB]
Relacion valorada definitiva director Ta[...]
Documento Adobe Acrobat [315.9 KB]
Relacion valorada definitiva monitor Tal[...]
Documento Adobe Acrobat [246.7 KB]

PREMIO DE NOVELA HISTÓRICA.

XIII premio novela historica Valeria.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.2 MB]

Contacto

Suscríbete a nuestro boletín informativo

Ayuntamiento de Valeria
Calle Castrum Altum 2

16216 Cuenca

Teléfono: +34 618649030

 

También puede ponerse en contacto con el Centro de Recepción de Visitantes en el teléfono: +34 969 208919

Ayuntamiento de Valeria en redes sociales